Páginas vistas en total


"No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo" (Oscar Wilde). "Me he dedicado a investigar la vida y no sé por qué ni para qué existe" (Severo Ochoa).

domingo, 27 de julio de 2014

El oso de anteojos

El oso de anteojos u oso andino (Tremarctos ornatus), F.G. Cuvier, 1825, es la única especie de la Familia Ursidae que habita actualmente Sudamérica. También es conocido como oso frontino, oso real o ucumari en quechua. Se trata del único superviviente de la Subfamilia Tremarctinae, un grupo de osos de hocico corto que habitó el continente americano de norte a sur durante la última edad de hielo. Es la segunda especie de oso más amenazada del mundo, tan sólo superado por el panda gigante (Ailuropoda melanoleuca), el cual es además su pariente más cercano evolutivamente.

El nombre "oso de anteojos" hace referencia a las marcas faciales que rodean sus ojos, las cuales varían mucho de unos individuos a otros, y en muchos casos están prácticamente ausentes. Estas marcas son de color crema y se extienden también por el cuello y pecho del animal, contrastando con un pelaje negro o marrón, incluso con tintes rojizos. La cabeza es redondeada y el hocico relativamente corto comparado con el de otros osos. Debido al clima cálido del área geográfica que habita no necesita hibernar y su pelaje no es tan grueso como el de otros úrsidos.

Oso andino con las características marcas faciales en el zoo de Chester (Inglaterra). Autor: Franka / zoochat.com.

La apariencia de este oso es rechoncha, con orejas pequeñas y redondeadas y un cuello corto y grueso. Como es característico en los osos, las extremidades anteriores son más largas que las posteriores, lo cual los convierte en hábiles escaladores. Sus largas garras también les ayudan en esta tarea, además de servirles para excavar en busca de comida. Por sus dimensiones puede considerarse un oso de tamaño medio. La longitud desde la cabeza a la cola oscila entre 120 y 200 cm. La altura en la cruz varía entre 70 y 90 cm. El macho puede alcanzar 175 kg de peso, mientras que el peso de la hembra es considerablemente menor, entre 60 y 80 kg aproximadamente. Los machos son un 30% - 50% más grandes que las hembras. Es el segundo mamífero de mayor tamaño del continente sudamericano, sólo por detrás del tapir.

El área de distribución geográfica de este oso se extiende principalmente por la cordillera de los Andes, desde Venezuela hasta Bolivia, pasando por las regiones montañosas de Colombia, Ecuador y Perú. Incluso se han dado informes de su presencia en Panamá y el noroeste de Argentina, pero recientes estudios no han arrojado pruebas concluyentes de que habite en estos países. 


El oso andino ocupa una gran variedad de hábitats dentro de su área de distribución, entre 250 y 4.750 metros de altitud. Se sabe que se mueven a lo largo de un gradiente altitudinal entre diferentes tipos de hábitat, siguiendo las pautas estacionales de los recursos alimenticios, pero estos patrones de migración aún no son conocidos con exactitud. El tipo de hábitat en el que se les encuentra más comúnmente es en los bosques de niebla densa, aunque también pueden ser encontrados en el páramo (matorrales de montaña) o en los pastizales de alta montaña, incluso en desiertos de matorral. Son animales que pasan mucho tiempo en los árboles, en los cuales construyen plataformas que usan para alimentarse y dormir, de ahí su preferencia por los bosques. 

Suelen ser animales solitarios, aunque han sido vistos alimentándose en grupo en zonas con abundancia de recursos. Tiende a pensarse que son diurnos, pero algunos autores creen que también tienen actividad nocturna. No hay evidencias de que hibernen y no es una especie altamente territorial. Los territorios en que se mueven los machos abarcan entre 23 y 27 kilómetros cuadrados, mientras que los territorios de las hembras son considerablemente menores, entre 7 y 10 kilómetros cuadrados, observándose las citadas variaciones en extensión entre la estación húmeda y la estación seca respectivamente (Hunter, 2011).

Oso de anteojos en el "Smithsonian´s National Zoo" de Estados Unidos. Autor: Mehgan Murphy.

El olfato es el sentido más usado para la comunicación en esta especie. Dentro de los osos, tan sólo el panda gigante sigue una dieta más herbívora que el oso de anteojos. Muestran preferencia por las bromeliáceas y los frutos, pero se alimentan de muchos tipos de materia vegetal, como musgo, cactus, bambú, miel, pseudobulbos de orquídeas, nueces de palma, caña de azúcar, hojas, semillas, flores...etc. En ocasiones también se alimentan de cultivos, especialmente maíz. Menos de un 10% de la dieta de estos osos está compuesta por animales como insectos y otros invertebrados, pequeños mamíferos y aves. Pueden llegar a alimentarse de animales más grandes, como las llamas o raramente el ganado doméstico. En alguna ocasión también consumen carroña.

La época reproductora suele ser de Abril a Junio, cuando los machos y las hembras se juntan para convivir durante un par de semanas. Sin embargo, se han observado parejas reproductoras entre Marzo y Octubre tanto en cautividad como en estado salvaje, por lo que se piensa que estos osos están adaptados a reproducirse varias veces a lo largo del año. Además, la hembra es capaz de retrasar la implantación del embrión, lo que explicaría la gran variación en el periodo de gestación entre osos cautivos, de 160 a 255 días, y los nacimientos fuera de periodo reproductor detectados en estado salvaje. La elección del periodo de implantación sirve para asegurarse de que las crías nacerán en una época de abundancia de alimento, esto es, aproximadamente 3 meses antes de que comience la estación de la fruta, lo cual proporcionará el tiempo suficiente para que los frutos maduren y sirvan de alimento a los oseznos después de ser amamantados. Si el alimento es muy escaso, el embrión simplemente puede ser absorbido por el cuerpo de la hembra que no dará a luz ese año. En estado salvaje pueden nacer hasta 4 oseznos en una camada. Sin embargo, lo frecuente suele ser 1 ó 2. Los oseznos pesan al nacer unos 300 gramos y permanecen con los ojos cerrados el primer mes de vida. Permanecerán con su madre más de un año desde su nacimiento. Tanto los machos como las hembras alcanzan la madurez sexual entre los 4 y los 6 años de edad.


Debido a su tamaño, los osos andinos adultos no tienen depredadores, pero los oseznos pueden ser cazados por pumas (Puma concolor), jaguares (Panthera onca) e incluso por machos adultos de su propia especie (Nowak, 1999). La expectativa de vida de esta especie en estado salvaje se estima en alrededor de 20 años. En cautividad puede llegar a vivir casi 40 años.

El oso de anteojos se encuentra catalogado como especie "vulnerable" por la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza). Sus poblaciones están en retroceso. Basándose únicamente en las tendencias de la densidad de las poblaciones humanas, Cardillo y colaboradores (2004), predijeron que para 2030 esta especie podría entrar dentro de la categoría de "peligro de extinción" de la UICN, debido principalmente a la destrucción y fragmentación de su hábitat. Además son acusados de destruir las plantaciones de maíz y cazados por los agricultores locales. También son perseguidos por su carne, piel, grasa y garras, muy apreciados localmente. Su vesícula biliar puede alcanzar un alto precio en el mercado internacional, ya que es muy apreciada en la medicina tradicional oriental. La minería, el desarrollo de infraestructuras como las carreteras y la exploración en busca de petróleo suponen importantes amenazas para estos osos.

Oso de anteojos en su hábitat natural (elosoandino.blogspot.com).

El oso andino está protegido por la ley en la mayor parte de su área de distribución. Varios parques nacionales contienen ejemplares de la especie, pero la falta de personal provoca que grandes extensiones de los mismos queden sin vigilancia efectiva para su conservación. El oso de anteojos está listado en el apéndice I de CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas), por lo que el comercio con esta especie está prohibido. Varias iniciativas para la conservación de este oso están siendo llevadas a cabo en la actualidad en los países andinos por parte de organizaciones como WWF, diferentes ONG´s o la "Fundación AndígenA", que incluyen la cría en cautividad, la reintroducción de ejemplares cautivos en la naturaleza, programas de educación ambiental o financiación de proyectos de investigación.


Más información sobre el oso de anteojos:

El oso de anteojos en IUCN Red List

Encyclopedia of Life

Galería de vídeos del oso andino

http://elosoandino.blogspot.com.es/

http://es.wikipedia.org/wiki/Tremarctos_ornatus

http://animals.nationalgeographic.com/animals/mammals/spectacled-bear/

http://wwf.panda.org/about_our_earth/species/profiles/mammals/spectacled_bear/

http://www.andeanbear.org/

http://nationalzoo.si.edu/Animals/Amazonia/Facts/fact-spectacled.cfm

http://animaldiversity.ummz.umich.edu/accounts/Tremarctos_ornatus/

http://sbc-peru.org/pages/en/home.php


*Nota: Esta entrada participa en la XXXI Edición del Carnaval de Biología cuyo blog anfitrión es Retales de Ciencia.





No hay comentarios:

Publicar un comentario