Páginas vistas en total


"No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo" (Oscar Wilde). "Me he dedicado a investigar la vida y no sé por qué ni para qué existe" (Severo Ochoa).

martes, 4 de marzo de 2014

El descubrimiento del celacanto

Los celacantos constituyen un extraño Orden de peces (Coelacanthiformes) compuesto únicamente por dos especies. Son peces muy primitivos, de hecho los expertos creían que se habían extinguido más o menos a la vez que los dinosaurios, a finales del Cretácico (hace unos 65-70 millones de años).

Pertenecen a la Clase de los Sarcopterigios (peces de aletas lobuladas), que además de los celacantos incluye tres géneros de peces pulmonados o dipnoos (Protopterus en África, Lepidosiren en Sudamérica y Neoceratodus en Australia). Los Sarcopterigios son supervivientes de un grupo que fue abundante durante el periodo Devónico del Paleozoico. La característica más importante de esta Clase de peces son sus aletas pares y carnosas que son consideradas predecesoras de las extremidades de los tetrápodos, es decir, los animales que habitan el medio terrestre. Son peces de esqueleto óseo. Poseen mandíbulas y dientes con esmalte. La piel está recubierta de escamas. Los pulmones se utilizan para respirar en los dipnoos pero no en el celacanto, en el que han derivado en una vejiga natatoria utilizada como órgano de flotación mediante la regulación de la cantidad de aire en su interior.

Réplica de Latimeria chalumnae (celacanto de las Comores). Autor de la fotografía: Citron / Wikimedia Commons.

El celacanto de las Comores o simplemente celacanto (Latimeria chalumnae), Smith, 1939, es considerado un fósil viviente ya que apenas ha cambiado su aspecto en casi 400 millones de años. El cuerpo de este animal es de color azul oscuro o marrón con manchas blancas que confieren a cada individuo un patrón único y les proporciona un buen camuflaje en las cuevas. Poseen un receptor en la cabeza que usan para detectar a sus presas o supervisar el entorno, ya que es capaz de percibir campos eléctricos. Este pez alcanza más de 2 metros de longitud y puede pesar más de 90 kg.

El celacanto fue descubierto por casualidad después de que los científicos lo creyeran extinto hacía unos 70 millones de años. En 1938 Marjorie Courtenay-Latimer era la encargada de un pequeño museo en la ciudad portuaria de East London, en Sudáfrica. Marjorie había entablado amistad con Hendrick Goosen, patrón de una embarcación de pesca que solía faenar en las aguas del Índico próximas a la costa sudafricana. Tenía por costumbre revisar las capturas que realizaba dicha embarcación (de nombre Nerine) de vez en cuando por si entre ellas se encontraba algún espécimen válido para exponer en el museo. En diciembre de ese mismo año el pesquero Nerine entró en el puerto de East London después de una temporada de arrastre en la desembocadura del río Chalumna. Marjorie se disponía a felicitar las Navidades a los miembros de la tripulación, cuando observó una extraña aleta azul sobresaliendo entre el montón de peces capturados. De vuelta en el museo con el enigmático pez Marjorie consultó los pocos libros especializados que tenía a mano y en uno de ellos pudo observar la foto de un pez prehistórico similar al que tenía ante ella. Realizó un boceto del pez y se lo mandó junto a una descripción al profesor J.L.B. Smith, un apasionado de los peces de la Universidad de Rhodes, al sur de East London, con la mala suerte de que el profesor se encontraba ausente por vacaciones.

Marjorie Courtenay-Latimer (1907 - 2004). Wikipedia.org.

El profesor Smith llegó al museo de East London el 16 de febrero de 1939. Cuando vió el espécimen (que había sido montado para exposición por su descubridora) exclamó: "Siempre supe que en algún lugar o de alguna manera un pez primitivo de esta naturaleza aparecería". Smith identificó el pez inmediatamente como un celacanto. Pronto se calificaría el descubrimiento como "el hallazgo zoológico más importante del siglo". Se llegó a decir que un dinosaurio viviente no tendría tanta repercusión como este hallazgo.
Una foto del animal tomada por un reportero del periódico local enseguida dio la vuelta al mundo y se dice que acudieron más de 20.000 personas a una exposición del pez de tan sólo un día de duración.

El profesor Smith estaba obsesionado con hallar un segundo ejemplar de celacanto intacto, ya que el ejemplar encontrado por Marjorie Courtenay-Latimer carecía de órganos internos al haber sido montado para exposición. Smith ofreció una recompensa y distribuyó la foto del animal por toda la costa este africana hasta Kenia. Sin embargo no fue hasta el 21 de diciembre de 1952 (catorce años después del descubrimiento del primer celacanto) cuando se encontraría el segundo espécimen. La captura tuvo lugar en aguas de las Islas Comores, entre Tanzania y Madagascar. Dos pescadores de la zona llevaron el animal que había caído en sus redes al Capitán Hunt, quien se había encargado de anunciar la recompensa por territorio de Comores. Hunt había quedado fascinado por la historia de esta criatura después de asistir a una conferencia de J.L.B. Smith. Hunt avisó inmediatamente del hallazgo al profesor Smith, quien negoció con el primer ministro de Sudáfrica un avión para volar a las Comores obteniendo una respuesta positiva. Cuando Smith aterrizó en las Comores y vio que se trataba realmente de un celacanto lloró de la emoción. No sólo tenía un ejemplar intacto, sino que además la familiaridad de los nativos con el pez (al que llamaban "mame" o "gombessa") demostraba que una población de celacantos se encontraba de forma permanente en las islas. J.L.B. Smith contó su relato de la historia del celacanto en el libro "Old fourlegs", publicado por primera vez en 1956.

El nombre científico de la especie (Latimeria chalumnae) hace honor a su descubridora (Marjorie Courtenay-Latimer) y al río Chalumna, en cuya desembocadura fue capturado el primer ejemplar.

Sello postal de la República Sudafricana mostrando la imagen del profesor J.L.B. Smith y Marjorie Courtenay-Latimer junto al celacanto. Scientificillustration.tumblr.com.

El celacanto vive en aguas profundas, entre 150 y 700 metros, donde existen cavernas submarinas, arrecifes profundos y volcanes. También se ha rastreado al celacanto a profundidades de tan sólo 17 metros. La profundidad a la que vive hace difícil la obtención de datos acerca de su biología. Son peces ovovivíparos, los jóvenes se desarrollan en el interior de la madre y poseen un saco vitelino exterior que va disminuyendo de tamaño a medida que el embrión se desarrolla. La madre da a luz hasta 26 jóvenes celacantos. Se piensa que estos peces pueden tener una longevidad de hasta 80 años.
Los celacantos parecen ser más activos por la noche, la cual dedican a alimentarse, mientras que pasan el día en cuevas submarinas. Son predadores oportunistas, alimentándose principalmente de peces como las anguilas, peces linterna, peces cardenal, rayas, calamares...

Vídeo del canal Nat Geo Wild en el que puede verse al celacanto en su hábitat natural:


El área geográfica en el que viven poblaciones de Latimeria chalumnae se circunscribe al océano Índico, especialmente el brazo de mar (en el que se encuentran las Islas Comores) que se extiende entre la costa este africana y la isla de Madagascar. Su área de distribución se extiende por el sur hasta la costa de la República Sudafricana y por el norte hasta la costa de Kenia, como puede observarse en el siguiente mapa:

Área de distribución de L. chalumnae

La especie está catalogada por la Lista Roja de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) como especie en peligro crítico de extinción. A pesar de que es difícil estimar el número de efectivos de sus poblaciones debido principalmente a la gran profundidad de su hábitat, se piensa que la población de las Comores sufrió un importante declive durante los años 90. De vez en cuando son capturados en las redes de los pescadores locales mientras estos tratan de pescar otros peces de aguas profundas. Se estima que tienen una baja tasa de reproducción, lo que hace a este animal especialmente vulnerable a la eliminación de las hembras gestantes.

Se han tomado algunas medidas de protección con el celacanto, como incluir a la especie en el Apéndice I de CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas). Los pescadores locales de la Isla Grande de Comores se han impuesto la prohibición voluntaria de pescar en áreas donde vive el celacanto en un intento por preservar a la especie más emblemática del archipiélago. En este sentido la organización "Coelacanth Rescue Mission" distribuye "kits de liberación" entre los pescadores de Comores, los cuales proporcionan un método eficaz de liberación en profundidad de los celacantos que caen accidentalmente en sus redes. Probablemente estas medidas ya estén teniendo efecto, ya que se han observado signos que indican que la población de las Comores puede estar estabilizándose.

Foto del Museo de Maputo (Mozambique) mostrando una hembra antes de ser diseccionada en 1991. Es uno de los ejemplares más grandes capturados, con 178 cm y 98 kg de peso. Dinofish.com.

La historia del celacanto no termina aquí, ya que una nueva población fue descubierta a finales de los años 90 en el norte de Sulawesi (Indonesia). Esta población vive muy alejada de Latimeria chalumnae y es considerada una especie diferente. Es conocido como el celacanto de Sulawesi (Latimeria menadoensis) y en aspecto es casi idéntico a su pariente del Índico. Sólo se conoce en 3 localidades del Mar de Célebes (norte de Sulawesi). Los 2 primeros ejemplares fueron capturados en la localidad de Manado Tua en septiembre de 1997 y julio de 1998 respectivamente. El siguiente fue capturado en Manado Bay en mayo de 2007. El animal ha sido observado también cerca de la localidad de Dondo Bay. Se piensa que es un animal escaso, con un número de efectivos adultos inferior a 10.000, aunque lo cierto es que no hay mucha información acerca de las tendencias de esta población. Debido al escaso número de localidades en que se ha detectado su presencia L. menadoensis es considerada una especie vulnerable por la UICN.

Más información sobre el celacanto:

Latimeria chalumnae en IUCN Red List

http://www.dinofish.com/

http://en.wikipedia.org/wiki/Coelacanth

http://es.wikipedia.org/wiki/Coelacanthimorpha

Galería de fotos y vídeos sobre el celacanto

http://nationalgeographic.es/animales/peces/celacanto

Latimeria menadoensis en IUCN Red List

El celacanto en Encyclopedia of Life

http://en.wikipedia.org/wiki/Marjorie_Courtenay-Latimer

El profesor J.L.B. Smith en wikipedia


*Nota: Esta entrada participa en la XXIX Edición del Carnaval de Biología cuyo blog anfitrión es ::ZTFNews

2 comentarios:

  1. Estimado blogger,

    Soy Natalia, Responsable de Comunicación de Paperblog. Tras haberlo descubierto, me pongo en contacto contigo para invitarte a conocer el proyecto Paperblog, http://es.paperblog.com, un nuevo servicio de periodismo ciudadano. Paperblog es una plataforma digital que, a modo de revista de blogs, da a conocer los mejores artículos de los blogs inscritos.

    Si el concepto te interesa sólo tienes que proponer tu blog para participar. Los artículos estarían acompañados de tu nombre/seudónimo y ficha de perfil, además de varios vínculos hacia el blog original, al principio y al final de cada uno. Los más interesantes podrán ser seleccionados por el equipo para aparecer en Portada y tú podrás ser seleccionado como Autor del día.

    Espero que te motive el proyecto que iniciamos con tanta ilusión en enero de 2010. Échale un ojo y no dudes en escribirme para conocer más detalles.

    Recibe un cordial y afectuoso saludo,
    Natalia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la información. Ya he creado una cuenta en Paperblog y he validado mi blog.

      Eliminar