Páginas vistas en total


"No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo" (Oscar Wilde).

martes, 9 de octubre de 2012

Peces parásitos (I)

Cuando escuchamos la palabra "parásito" a casi todos nos vienen a la mente animales invertebrados. Pensamos en las lombrices intestinales, las tenias, las duelas del hígado, las filarias...Imaginamos gusanos que parasitan las vísceras de vertebrados. Como mucho pueden venirnos a la mente diferentes microorganismos que causan enfermedades infecciosas, especialmente en las zonas tropicales. Pero en lo que casi nadie piensa (por desconocimiento) es en que también existen especies parásitas de peces.

Por raro que parezca, algunas especies de peces han adoptado como modo de vida el parasitismo. Este se define como "una interacción biológica entre organismos de diferentes especies, en la que una de las especies (huésped u hospedador) ve disminuída su aptitud biológica y por tanto su capacidad de supervivencia, y la otra especie (parásito) amplía su aptitud biológica o reproductiva".

Podemos hablar de 2 tipos de peces parásitos:

1) Ectoparásitos. Son las lampreas (Petromyzon marinus y Lampetra fluviatilis las más comunes). Se adhieren a la piel de sus presas y succionan su sangre y tejidos. En bastantes ocasiones pueden ocasionar la muerte de su víctima.

2) Endoparásitos. Éstos a su vez podríamos dividirlos en 2 subgrupos:

2.1 Los Mixines (Myxini limosa y Myxini glutinosa). Morfológicamente son parecidos a las lampreas, pero éstos se introducen en el cuerpo del hospedador y allí poco a poco devoran su musculatura.

2.2 Dos especies de Siluriformes (Vandellia cirrhosa y Cetopsis candiru), peces parásitos que habitan en la cuenca del Amazonas. Ambos parasitan las branquias de otros peces y en ocasiones pueden introducirse por las aberturas naturales de los bañistas.

PECES ECTOPARÁSITOS

Las lampreas forman junto a los mixines la Superclase Ciclóstomos o Agnatos (peces sin mandíbulas). Se conocen al menos 10 géneros de lampreas actuales. No todas las lampreas son parásitas. Las lampreas no parásitas tienen la curiosidad de que no se alimentan durante su vida adulta. Su tubo digestivo degenera como un cordón de tejido no funcional. Viven pocos meses, al cabo de los cuales se reproducen y mueren.

Las lampreas parásitas tienen una boca circular en forma de ventosa para fijarse a su presa. Esta boca contiene varias filas de dientes córneos para raspar la piel de su presa. La lengua también es córnea y funciona a modo de émbolo, succionando sangre y tejidos al retroceder en la boca. Mientras se están alimentando inyectan a su presa un anticoagulante para que no se cierre la herida.


Lampreas alimentándose de una presa. Foto de google imágenes.

Las lampreas ascienden por corrientes de agua dulce para reproducirse. La estación de desove depende de la especie de que se trate. El macho comienza a construir un nido donde se producirá el desove. Más tarde es ayudado por la hembra en la tarea de construcción. La hembra se sujeta a una roca y se mantiene en posición sobre el nido mientras el macho se agarra a su cabeza por el lado y dorsal y va fecundando los huevos que son depositados. De los huevos eclosiona una larva ammocete dos semanas después. Esta larva muestra unas características tan distintas al adulto que en el pasado fue clasificada como una especie diferente. Muestra las características básicas de los cordados de una manera tan clara y simplificada que es usada como arquetipo de este grupo. Cuando ha reabsorbido los restos de vitelo, la larva ammocete se deja llevar corriente abajo hasta un banco de arena o barro en el que se entierra para no salir en un periodo que varía entre 3 y 7 años. Se alimentan filtrando las partículas orgánicas en suspensión. Después de este periodo sufre una metamorfosis de unas 8 semanas de duración que la transformará en el ejemplar adulto. Aparecen los ojos, el disco oral con los dientes queratinizados, las gónadas maduran y se modifican las aberturas branquiales. Es entonces cuando las especies marinas migran al mar para vivir parasitando a otros peces. Otras formas permanecen en aguas continentales todo su ciclo vital.


Esquema de una larva ammocete. Publicado en la web de la Universidad estadounidense "De Anza College".

Seguramente la especie más estudiada y mejor conocida de lamprea es Petromyzon marinus (Linnaeus, 1758). Los individuos de esta especie pueden alcanzar algo más de 1 metro de longitud y el ejemplar reportado de más peso alcanzó 2 kilos y medio. Esta especie posee una forma "continental" que no migra al mar cuando alcanza la madurez sexual, sino que sigue su ciclo vital en agua dulce. Los ejemplares adultos usan sus puntiagudos dientes para atacar cetáceos o peces grandes y alimentarse durante varios días de su sangre, fluídos corporales y carne, generalmente sin provocar la muerte de su presa.

Petromyzon marinus. Foto de google imágenes.

En la forma anfihalina, los adultos pueden recorrer entre 20 y 850 kilómetros en busca de un lugar donde realizar la puesta. Normalmente mueren después de reproducirse.  

Distribución geográfica de Petromyzon marinus. Publicada en aquamaps.org.

En la siguiente foto de google imágenes pueden verse dos lampreas alimentándose sobre la cola de un cachalote:



Aquí se ve en detalle la boca de una lamprea:

Foto publicada en ecologiablog.com.

En este vídeo de youtube se ve el ataque de una lamprea a un pez que ha sido atrapado en una red de pesca:




Lampetra fluviatilis (Linnaeus, 1758), es la llamada lamprea de río. Forma parte de la familia de los Petromizóntidos. Su longitud habitual oscila alrededor de 32-35 cm. No han sido encontrados ejemplares mayores de 50 cm. La edad máxima reportada es de 10 años.

A pesar de llamarse lamprea de río no pasa toda su vida en agua dulce, ya que antes de remontar ríos y arroyos para desovar, pasa entre 1 y 3 años en el mar, frecuentemente a lo largo de la costa o en estuarios. La migración es principalmente nocturna y cesa a bajas temperaturas. La época reproductora comienza cuando la temperatura del agua se eleva por encima de 9º C, lo cual depende de la latitud, comenzando por ejemplo en Francia a finales de marzo y en Finlandia a mediados de Junio. Después del desove los adultos mueren. Las larvas viven entre 3 y 5 años en el lodo del fondo actuando como filtradores, tras lo cual sufren metamorfosis transformándose en una forma juvenil que pasa otros 6 meses oculta, para finalmente migrar hacia el mar. 

Las hembras de esta especie son más grandes que los machos. El mucus que producen estos animales es venenoso y su carne debe ser lavada abundantemente antes de su consumo además de retirar la sangre.

Lampetra fluviatilis. Foto de google imágenes.

Distribución de Lampetra fluviatilis. Publicado en aquamaps.org.

No hay comentarios:

Publicar un comentario